veterinarios segovia
Vetersalud Segovia - Servicios veterinarios en segovia

INFORMACION VETERINARIA

¿Cómo hacer una adecuada higiene oral a mi perro?


higiene oral perros

 

A tu perro tal vez no le guste mucho al principio, pero con el tiempo la higiene oral, puede ser una experiencia agradable para ambos. El primer consejo es  elegir un momento después de que el perro haya hecho bastante ejercicio, para que así tenga más ganas de quedarse quieto para la limpieza.

Como segundo consejo comienza despacio y suspéndelo si el animal  se irrita, aun cuando no haya cepillado toda su boca. Puede ir aumentando el tiempo de cepillado a medida que se vaya  acostumbrando.

Además, háblele con voz calmada y agradable mientras le cepilla los dientes y prémielo con una golosina al terminar. En poco tiempo, tu perro comenzará a desear que le cepilles los dientes.

Si tu perro tiene las encías muy irritadas y sangran fácilmente consulta a tu veterinario, pues es probable que necesite una limpieza oral con ultrasonidos.

Los perros adultos pueden aprender a sentirse cómodos con la limpieza de dientes, pero es más fácil si se comienza cuando el perro es todavía un cachorro.

   ¿Cómo elegir la pasta dental correcta para tu perro?

La mayoría de los dentífricos para seres humanos tienen flúor, que es tóxico para los perros, provocándoles vómitos y diarrea. Existen pastas de dientes especialmente indicadas para perros, así como cepillos dentales específicos para mascotas.

Si el cepillado de dientes produce sangrado, inflamación o lágrimas, hay otras opciones para mejorar la salud dental de tu perro.

   Masticar huesos y juguetes para limpiar los dientes

Hay muchos huesos sintéticos y juguetes para masticar que están específicamente diseñados para fortalecer las encías y dientes de los perros. Solo asegúrese de darle objetos seguros para que mastique. Los objetos duros pueden romperle los dientes.

Dar a tu perro un buen hueso especial para masticar puede ayudarle a mantener sus dientes sanos y fuertes, pero imagínate a un ser humano que solo mastica goma de mascar y usa enjuague bucal. Ese no es un medio efectivo para asegurar la buena higiene dental y salud general. Lo mismo ocurre con tu perro.

Otra recomendación es que  el alimento seco es mejor para los dientes del perro que el alimento blando, porque el alimento blando suele quedarse pegado a los dientes y provoca acumulo de placa bacteriana.

  ¿Con qué frecuencia llevarlo al veterinario?

Aun cuando sus dientes estén sanos, al igual que contigo, los dientes de tu perro deben ser revisados por un profesional cada seis meses o una vez al  año. El veterinario debería revisarle la boca en las consultas habituales, pero si no lo hace, pídaselo.

El cuidado dental puede ser un incordio tanto para los humanos como para los perros, pero el mantenimiento adecuado puede hacerle ahorrar mucho dinero a la larga e incluso puede salvar la vida de tu perro. La falta de cuidado dental puede terminar en costosas y dolorosas consultas al veterinario.

  ¿Cómo se realiza una limpieza de boca?

La limpieza de boca debe realizarse en la mayoría de los casos con una sedación o anestesia de corta duración, para ello el animal será sometido a unas pruebas prequirúrgicas previas  para comprobar que se encuentra en buenas condiciones para ser sometido a una anestesia.

El aparato de limpieza de boca es igual que el que utiliza tu dentista, es una aparato de limpieza oral por ultrasonidos, de esta forma se realiza una buena extracción de la placa dental y tras la limpieza es importante la realización de un pulido para que el esmalte dentario no sufra alteraciones.

Algunos animales tras la limpieza necesitan un tratamiento antibiótico para sanear sus encías, notaras que una vez realizada la limpieza se elimina el mal alimento y el dolor de las encías.

   ¿Cuándo llevarlo al veterinario?

Independientemente de si le cepillaS los dientes a tu perro o no, se debe observar el interior de su boca todas las semanas. Si ves alguno de estos signos de problemas dentales, llévalo al veterinario inmediatamente:

  • Excesivo mal aliento.
  • Cambio de hábitos al comer o masticar.
  • Si intenta rascarse la cara o la boca.
  • Depresión.
  • Salivación excesiva.
  • Dientes desalineados o perdida de los mismos.
  • Dientes descoloridos, rotos…
  • Encías enrojecidas, inflamadas, doloridas o sangrantes.
  • Incrustaciones de sarro amarillento a lo largo del borde de la encía.
  • Bultos o pólipos dentro de la boca.

 

 

Dr. Manuel López Atenza

C.V. Vetersalud Dr. Manuel L. Atenza

Especialista en Odontologia y Cirugía Maxilofacial Veterinarias por la U.C.M



Volver información veterinaria

El Hospital Veterinario

Clinica veterinaria Segovia
Siguenos en facebook

Servicios veterinarios en la ciudad de Segovia. Hospital de día vetersalud segovia con atención veterinaria completa para perros, gatos y especies exóticas
www.vetersalud-segovia.com